De acuerdo con la LOE, todos los centros deben incluir en su proyecto educativo un Plan de Convivencia. Del mismo modo deben establecer las normas y vías que garantice sucumplimiento.
Las finalidades del Plan de Convivencia son entre otras favorecer el aprendizaje y la integración escolar desde una convivencia positiva y pacífica, potenciar la participación y la colaboración de los miembros de la comunidad educativa facilitando instrumentos y recursos en relación con la promoción de la cultura de la convivencia, la resolución de conflictos, la prevención de la violencia y la mejora de la convivencia en el centro.